¿Via Arkadia? en el Culebras

Esquiando un día de primeros de Abril por el Tempestades con Kike y Edu Cuber, le ponemos el ojo a un estrecho corredor-chimenea en la cara norte del pico Culebras. Edu me dice que cree que se trata de la vía Arkadia (aunque la reseña de la página de pako crestas no la reseña por aquí ni de coña) y que hace tiempo que le tiene ganas.


Nuestro recorrido en lo que suponemos la via Arkadia en la cara norte del Culebras
A la semana siguiente, junto a mi hermano Chema, nos ponemos rumbo a la vía con la sensación de apertura, ya que nada sabíamos de lo que nos encontraríamos.


Zoom del corredor de la base

Zoom de la parte superior

Un buen pateo desde bastante abajo en la pista de Ballibierna para tras cuatro horas de pateo llegar a la base.
 El Enano le da al primer largo, que resulta de unos 40 metros y mixto difícil de proteger y unos 8-10 metros de hielo fino y estrecho que nos gusta mucho.

Primer paso de la vía

Parte de hielo del primer largo
Empezando el segundo largo

El segundo largo, sigue la misma tónica, mixto, con algún paso peleón difícil de proteger, pero disfrutón, con dos dedos de nieve cubriendo todo, ya que la noche anterior había nevado un poco.

Un poco más arriba en el segundo largo
La segunda reunión la monto en la base de una bifurcación, tanto a la derecha como a la izquierda salen corredores en mixto que unos 20m. más arriba se vuelven a unir. Elegimos el ramal de la izquierda y, tras unos 20m. de mixto fácil se sale a unas campas de 50 grados.

Empezando el tercer largo
Ensamblamos hasta lo que parece el final de la campa, unos 100m más arriba, con cierta tendencia a la izquierda, la vía te va llevando, es muy lógica.

El Enano en la R3 y yo saliendo en busca de las campas a la izquierda de la reunión
 Desde aquí, se sale a la izquierda para pasar a otra vertiente tras un pequeño destrepe de 3 ó 4 metros por nieve y continuar por campas de nieve fáciles de 50-60 grados durante unos 150 ó 200 metros más en ensamble, hasta desembocar directamente en la misma cima del pico Culebras.

Cima
 La verdad es que la zona de chimenea es super guapa, que  cuando este toda  bien formada con hielo serán dos buenísimos largos de hielo.



Poker en el Taillon, 4 vias en el dia

La semana pasada nos dieron el chivatazo de que estaban bien las vias del Taillon asi que dijimos ¿Y si hacemos las 4 en el dia? Realmente a mi con una o con dos me hubiese bastado pero Javier que ultimamente esta engorilado no tenia suficiente asi que para alli marchamos.

El lunes nos lo tomamos de relax por Bujaruelo y tras dormir las 12 horas reglamentarias, comer como si fuese a estallar la tercera guerra mundial y dormir 2 horas de siesta creiamos que estabamos en condiciones de poder plantearnos el hacer las 4 vias.
Salimos pasadas las 10 de la noche para intentar hacer la norte del Taillon en primer lugar, que es la mas facil de todas y asi ganarle horas al reloj y metros a la montaña. Daban cambio de tiempo a partir de medio dia asi que debiamos movernos rapido.

Paseando por la norte aun de noche
Despues de unas 3 horas de aproximacion por una nieve asquerosa y hundiendonos bastante nos metiamos en la pared norte y en apenas 2 horas ya estabamos en la cima. 
Las primeras sensaciones eran malas. Yo estaba mas cansado de lo normal, hacia mucho frio y aun era de noche. En la cima soplaba muchisimo viento y no podiamos parar.

Primer descenso del dia por el collado de los Gabietos, donde dejamos una mochila con comida y bebida para poder ir reponiendo las 3 veces que aun tendriamos que volver a pasar por alli.
Bajamos hasta el glaciar de los Gabietos donde llevamos idea de entrar a la goulotte de la izquierda, ya que sobre el papel es la mas asequible de las 3 que nos quedan y aun es de noche.
Amanece despues de salir de la goulotte de la Izquierda
Cuando vamos a entrarle nos embarcamos un poco ya que no estamos muy seguros de cual es ya que los recuerdos que tenemos de esta via no nos cuadran. Vemos mucho hielo y esta mas tieso de lo que recordabamos. Pese al frio nos va a tocar sudar. 
Hacemos la via en ensamble y llegamos amaneciendo arriba. Sigue haciendo mucho frio, cada vez mas y el viento no me deja pensar en si estoy cansado o no, solo en salir de la arista y volver al glaciar de los Gabietos lo mas rapido posible.

Parada tecnica en la cueva donde tenemos la mochila. Un trago, un bocado y seguimos en direccion a la goulotte central. 
En el deposito de la cueva cerca del collado

Llevamos idea de hacer en ensamble los dos primeros largos pero vamos muy bien de hora y los gemelos despues de los primeros 50 metros de hielo estalladizo se empiezan a quejar asi que monto reunion y asi tomamos un respiro.
Despues otro largo vertical con hielo mas "pinchable" al principio, pero muy duro despues donde tengo que parar a coger aire y a descargar los antebrazos en algun momento. Despues reunion y hasta arriba en ensamble.
2º Largo de la goulotte Central
Ya llevamos 3 vias y se esta metiendo la niebla. Yo ya he tenido bastante y aun llegamos a casa a comer asi que le comento a mi hermano que mejor dejarlo aqui. Me mira, sonrie y dice "Tira! Ya que estamos aqui vamos a acabar, ¿no? Asi que agacho la cabeza, llego hasta el deposito y nos tomamos una lata de sardinas y una coca cola que habiamos subido para la ocasion. Con la tripa "llena" se ve todo de otra manera y me doy cuenta de que tiene razon, ya que estamos aqui, no tenemos nada que hacer en casa y no nos espera nadie, vamos a acabar con esto cuanto antes.
Saliendo del largo mas vertical de la Central


Entramos a la goulotte Quintana y hacemos los primeros 150 metros en ensamble sobre hielo bueno, despues cambio en la cabeza de la cordada y hasta arriba por tramos de poco hielo y mixto guarro. 
La bajada es otra historia, recogemos los bastones que hemos dejado cerca del puerto de Bujaruelo y bajamos como podemos por una nieve que nos hace jurar mas de una vez cuando nos hundimos hasta la cintura. Deshacemos lo andado hasta Bujaruelo y nos damos cuenta de que siempre que hemos bajado por este maldito camino vamos esperrecaos
Ya han caido las 4, ahora a casa!
Cerca de las 5 de la tarde ya estamos en la furgo. Lo hemos conseguido. Lo se, no es ninguna hazaña. Por separado son vias relativamente asequibles para cualquier alpinista pero cuando quieres hacerlas todas en el dia hace falta moverse rapido y sobre todo, tener la cabeza muy dura para seguir y no volverse a casa antes de hora. Solo lo hacemos porque nos gusta, porque es nuestra manera de entender la montaña y porque alli arriba somos felices. Como decia aquel... "A gusto... Buen ratico!!!"

Bajando del collado de los Gabietos hacia la cara oeste del Taillon

Peña Telera, 3 dias para 3 vias.

Durante el anticiclon de diciembre pudimos aprovechar las buenas condiciones para escalar cerca de casa repetir estas tres bonitas vias..
El alpinista mas agradecido del mundo.
La Senda de los cuervos la escale con Dani que como siempre, se curro un video chulo de la actividad

Dani discutiendo con las cuerdas

Dani en accion

La Sonia la hice con Pepinillo y como de costumbre entre los dos no sacamos ni 5 fotos en toda la via.
En el cono de entrada que comparte con la Senda de los Cuervos
Pie de via
A mitad de via
Reunion antes de los ultimos 2 largos de mixto que comparte con La Senda de los Cuervos
El Maria Jose Aller lo hice con Sara y como ya hay varias piadas en este mismo blog de esa via y Sara tambien lo explica muy bien en el suyo http://sarikamontesa.blogspot.com.es/2016/12/telera-corredor-maria-jose-aller-d-75.html , poco mas tengo que añadir.

Primer resalte del Maria Jose Aller
Ultimo resalte

4kvda (un tor des geants en el otro sentido)

Otro año más aterrizamos por el valle de Aosta ( y espero que nos queden muchos más) con la ilusión de poder terminar esta ´nueva` carrera.

Furgoperfectos el el petit coll de sant bernard
Básicamente el recorrido es casi igual que el de el Tor pero dando algún rodeo de más sumando algunos km extras, con salida y llegada a Cogne y en sentido contrario al de el Tor.

Desayunado fuerte
Allí nos presentamos Jorge y yo ( este año será èl el que me haga de apoyo) y coincidimos con muchas caras ya conocidas y otras que conoceremos durante la carrera.
Ganas, motivación, nervios... todo el año preparando esta carrera, que ganas ya de poder estar aquí.
No quiero estar comparando constantemente las dos carreras (Tor y 4kvda) pero en los valles se palpaba la tensión y polémica con detractores y defensores de ambas.
Sin querer entrar en polémicas (y sin estar informado a fondo sobre el tema) diré que yo me quedo con el Tor, por el ambiente que se respira y porque me dió la impresión de que  la gente lo toma más como suyo, propio del valle.
Al margen de esto, la organización nos hizo cargar con un gps (teléfono satélite mas bien ) que pesaba casi un kilo y con crampones (totalmente innecesarios este año). Estoy a favor de la seguridad, pero lo de los crampones no tenía ningún sentido y gps hay cientos en el mercado más básicos y ligeros (como los que llevaban los favoritos en el Tor).
Por otro lado diré que no recibí ningún control de material en toda la carrera ni se de nadie que lo tuviera, ni siquiera a la hora de recoger el dorsal.
Poco más que decir respecto a la carrera, desniveles y demás que no esté por la red, más bien, contar mi experiencia personal.
Este año contaba con la inestimable (y a la postre decisiva y clave) ayuda de mi hermano y me planteaba la carrera de otra manera que cuando hice el Tor.
Ya conocía la dureza y belleza del recorrido, la disposición de los avituallamientos y bases de vida (tanto de corredor como de acompañante) y como intentar no quedar atrapados en ellos.
La carrera:
Salida de Cogne a las 09:00 un poco descafeinada para mi gusto, controlando el ritmo, alimentación e hidratación muy a gusto hasta la base de vida de Valgrisanche, donde llego anocheciendo. Allí esta Jorge que me hace todo mucho más fácil y rápido. Como demasiado rápido y lo voy a pagar.
En las primeras rampas hacia croasatie me duele tanto la tripa que soy casi incapaz de andar. No puedo comer ni beber y mi estomago se ha bloqueado y no asimila ningún alimento. Sufro muchísimo y no es ninguna exageración. Me adelanta todo Cristo y también me hundo moralmente, mi punto fuerte yo creo, si la cabeza me falla... vamos jodidos.
En la cima del paso alto hay un vivac de emergencia, entro en medio de la noche y por suerte hay una doctora. Le explico la situación, me ve la tripa lo hinchada que está y flipa. Me da una pastilla y me la tomo a ver que pasa. (duermo una hora a ver si hace efecto en Promoud) .
En el resto de la noche, hasta que llego amaneciendo a la Thuille cagaré casi 30 veces, si si, treinta. Sigo sin poder comer ni beber en toda la noche y llego a la Thuille totalmente destrozado, física y psicologicamente, con el dorsal en la mano dispuesto a retirarme.
Aquí cambia todo, esta amaneciendo y aparece mi hermano el el avituallamiento en forma de angel de la guarda, quitando dramatismo a la situación y dándome ánimos. Como se nota que él también es corredor y sabe lo que uno necesita en cada momento. Le explico la situación y me dice que confíe. Me hace un brebaje- pócima milagrosa a base de hierbas, arcillas y cosas guarras de jipy que según me dice o me mata o me resucita. Como ya voy muerto, poco tengo que perder, así que para dentro, a ver que pasa. me dice que duerma una hora y lo hago.
Me despierto bastante bien, (por lo menos ya no cago y puedo alimentarme) así que después de darle gracias infinitas (al final de carrera me dijo que vino a este avituallamiento solo porque no encontró un sitio en la carretera para dar la vuelta, que suerte) le digo que voy para Courmayeur (Curmanyur para los amigos) y si sigo jodido me retiro allí.
Llego bien, corriendo bastante, con mucho calor, sobre las 13,30 pero animado.
Allí me encuentro a Dario Dorta que se acaba de retirar con deshidratación severa, que me anima a seguir y me da fuerzas.
Jorge me espera con todo dispuesto, para comer y seguir, no se cuanto rato estoy.
Llego a Malatrá (subiendo no puedo dejar de mirara las Jorasses porque casualmente mi otro hermano esta en estos momentos metido en el gran espolon Croz, donde estoy vierndo que esta metido el pesto, pero del que luego supe, habían llegado a cima esa mañana y bajado sin problemas) y empieza a anochecer y llover. En Frassati, me espera una grata sorpresa. Allí está Jorge, dándome ánimos y dispuesto a acompañarme hasta sant remy. ¡Que guay! un poco de conversación.

Llegando a Sant remy bajo la lluvia
Llego a Sant remy y coincido con un gran personaje, con el que creo que ha surgido una buena amistad, el gran Xabi Irazustabarrena.

Buen dia para correr
Salimos juntos y a buen ritmo, lloviendo casi hasta llegar a Ollomont. Que noche más buena para correr ha sido.
En sant remy
Amaneciendo salgo de Ollomont,(he dormido una horita) con otro español Luis de Santiago Iglesias, otro fenómeno. Aunque vamos haciendo la goma en muchos tramos ya que cada uno lleva su ritmo.

Haciendo el gañan por las bases de vida
En El coll Breuson hay otro vivac donde entro a abrigarme. ¡Oh casualidad! están los mismos que estaban en el paso alto, les cuento la historia, se descojonan y sigo para delante.
Subiendo a Coll Vesonaz, me da un ataque de sueño, paro a dormir 10 minutos en el bosque, me junto con un abuelete que subía como voluntario a un refu, subimos conversando pero me sube a pijo sacado, que ritmo lleva con 62 tacos. Nos despedimos. Llego a Valtournenche sobre las 22:15 creo. Duermo una hora, ceno bien, junto a mi hermano, Luis y su mujer y salgo.
Sobre las 09:00 llego al coll Pinter (he parado una hora a dormir en un refu justo antes del coll), bajando me vuelvo a encontrar con Jorge que me hace fotos y me anima, se va en coche y nos citamos en Gressoney.

La cadera me dió algún problema, Gressoney
Jorge un crack, como me lo tiene todo dispuesto
Saliendo de una base de vida (buen humor que no falte)
gran paradiso
Gran paradiso

Llegando a Gressoney
Cerca de Gressoney
Bajando coll pinter

Gressoney
Bajando coll Pinter
Duchita y a comer (Gresonney)
Hace bastante calor, ducha comer y salir. Al poco tengo que para a dormir 15 minutos en un prado.
Llego a Niel muy animado, subida ponzoñosa a coll de la vecchia donde llego anocheciendo.
Llegando a Sassa me amanece, ataque de sueño y paro otros 15 minutos en el bosque.
Llego a Perloz (el gran xabi se retiro aqui, el muy mamón, en el km 300) a desayunar. Ya lo tenía previsto, sabía lo que había (croissants  y pastas caseras con mucha nutella). De bajada a Donnas me doy un festival recogiendo unas e higos que hay en el margen del camino.

Perloz
Donnas
Como bien y salgo sobre las 12. Mucho calor. Paro en un prado para hacer mi mini siesta y me tiro casi dos horas. me despierto totalmente enajenado, sin saber quien soy ni donde estoy. No paro de gritar mierda, mierda, la he cagado, perdoname Jorge, mierda, mierda. Así estoy casi una hora. Cabreadísimo conmigo mismo y sin ser yo. Gritando al bosque  que no tocaran las banderas (de señalización )   que eran mías.
Al final como un poco y ya empiezo a razonar.Que mal lo he pasado, que angustia.

Refu Miserin
Llegando a la fenetre de champorcher
.
Junto al refu Miserin


Llevo un ritmo bastante fuerte y llego anocheciendo a la fenetre de champorcher. Bajada tremendamente pestosa hasta meta donde llego sobre las 12 de la noche, con los ánimos de mi hermano que durante toda la carrera, siempre ha estado ahí apoyando a tope y gracias a él, sin ninguna duda, he conseguido terminar.
Jorge es tan finisher como yo.
El post carrera ya es otra historia, dormí 15 horas seguidas, pizzas con Luis y su mujer (Ana), majismos los dos, un buen spa de lujo en Champoluc, a cargo de la organización con Xabi, cena de lujo a la luz de la furgo con el gran Kauldi Rezola and family, birras y pizzas en Courmayeur donde nos acercamos a ver la salida del Tor y a dar ánimos a muchos amigos que la corrían.

Así estuve 15 horas
Cena vasco-maña
Con Xabi en el spa
Con Luis recién llegado, Xabi y Jorge
Salida del Tor


Fotos variadas





Ahora a descansar cuerpo y espíritu y coger fuerzas para darle cera este año y poder estar en la línea de salida el año que viene, sino del Tor, sí de la 4kvda.

Como reflexión final, decir que, en mi opinión, lo duro no es la carrera. Ni todo el dinero invertido que es mucho, para el que tiene poco como yo. Lo duro es el sacrificio del día a día. Los entrenos, el tiempo que tienes que ir robando al reloj, a amigos y a familia, dieta, sacrificar vida social... Se dejan muchas cosas de lado para centrarte en una.
Mi novia me preguntaba, ¿pero realmente te merece la pena todos los sacrificios que haces?
Quizás ahora tengo una respuesta (mi respuesta, cada uno tendrá la suya) : no lo sé, pero es mi manera de vivir, de afrontar el día a día. Lo necesito y no se hacerlo de otra manera.

Solo me queda mandar muchas fuerzas y ánimos a mis hermanos que en estos momentos se encuentran en Nepal, en el valle de Lantang, escalando todo lo escalable y seguro que ayudando en lo que puedan. ¡Muchos exitos! ¡Nos vemos a la vuelta cracks!